CROCHET ME

¿Estás viendo más cosas tejidas a mano por todas partes? ¿Los cuadraditos y frazadas que hacía tu abuela ahora están por todas las vitrinas y cuentas en Instagram?

El crochet irrumpió con fuerza, pero esta moda no es simplemente una moda pasajera y tiene varios significados detrás.

¡Porque lo que vestimos habla!, aquí te cuento un poco.

Algo que ha pasado a lo largo de la historia es que cuando vivimos momentos en que la industrialización o la tecnología están demasiado presentes, es cuando las técnicas artesanales y lo hecho a mano agarra fuerza como respuesta a lo hecho en serie por una máquina.

Pasó en el S. XIX cuando en medio de la revolución industrial aparece un movimiento artístico llamado “Arts and Crafts” que promovía muebles, moda y tapices hechos a mano y que revalorizaba la figura del artesano como artista.

 Luego en los años 60 en plena era espacial cuando se vive un momento de mucha tecnología y grandes avances para poder enviar cohetes al espacio, además hay una gran industrialización herencia de la segunda guerra mundial y una bonanza económica lo que hace que haya mucho consumo. La respuesta son los anticapitalistas hippies, que además intervienen su ropa a mano para darle un toque único y diferente en oposición nuevamente a lo hecho en serie, así aparece el crochet con fuerza en la moda. Pero además su ropa es un símbolo de su cruzada antisistema y anticapitalista, a veces una herramienta de protesta contra las decisiones políticas de la época.

 O en los 90 en que el grunge trae de vuelta la estética de lo hecho por uno mismo, la ropa intervenida, gastada y única y nuevamente el crochet aparece con fuerza también como respuesta a la explosión digital y las nuevas tecnologías del cambio del milenio.

 mango

Por esto mismo es que hoy el crochet aparece con fuerza, porque es nuestra respuesta a un mundo excesivamente digitalizado, a una vida en que vivimos más a través de pantallas que en la vida real (aunque para algunxs la vida real esté en lo digital) y el crochet nos devuelve algo muy importante: la textura, el tocar, lo táctil, en vez de la frialdad de tocar una pantalla.

También lo hecho a mano es la respuesta a lo hecho en serie de manera rápida, es una crítica al sobre consumo y deshecho constante en la moda. Pero también es la respuesta al ser todos iguales ya que el crochet hecho a mano es algo único, al igual que en la naturaleza y en lo orgánico, ningún resultado es igual a otro a diferencia de lo producido por una máquina o computador.

Y por último, tener algo hecho a mano, es algo único que habla de tener tiempo, se necesita tiempo para fabricar piezas tejidas a mano, por eso hoy esta es la respuesta a un mundo excesivamente rápido y frío debido a las máquinas, la digitalización y lo hecho en serie.

 

¿Te gustó? Si quieres saber más puedes ver un video completo dedicado a la tendencia del crochet en la moda aquí

Columna X Valentina Ríos

Deja un comentario