Live: “Moda y cuerpo” con Antonia Larraín y Sofía Calvo.

Hoy les traemos el resumen del último capítulo del ciclo de lives •El poder de tu ropa•

Nuestra primera invitada es Sofía Calvo, periodista fundadora del sitio web de moda de autor latinoamericana, "Quinta Trends", donde toca temas como sostenibilidad y feminismo. También es autora de varios libros. 

La segunda invitada es Antonia Larraín, comunicadora audiovisual y de redes sociales. Hace poco lanzó su primer libro "Cuerpos sin vergüenza", en el que habla de inseguridades sobre el cuerpo que se van creando debido al sistema en el que vivimos. 

Para comenzar con esta interesante conversación, la primera pregunta fue: Antes del boom de lo "inclusivo" en el vestuario, ¿cómo lo hacían ambas para elegir su vestuario? ¿alguna vez transformaron su ropa? 

Anto habló sobre las dificultades que tiene para comprar ropa, debido a la poca cantidad de marcas que ofrecen su talla, generalmente solo encuentra diseños básicos, sin colores o cortes entretenidos. Si bien la inclusión ha avanzado en temas de publicidad, aún no se ve reflejado en marcas de vestuario, por lo que su mejor aliada es la ropa americana. La feria también es buena opción pero en ambos casos hay que tener mucho tiempo para encontrar un tesoro. 

Todo esto le hace cuestionarse cuál es su real estilo, a veces siente que no tiene uno, pero una amiga le hizo ver un punto de vista diferente: “No es que no te guste la moda, a la moda no le gusta la gente como tú." 

Afortunadamente ha podido colaborar con algunas marcas en las que se ha sentido bien porque sí tienen sus tallas.


Sofía dice que a pesar de que hay un discurso abriéndose, aún no se ha instalado por completo dentro de la industria de la moda, la publicidad es tramposa porque muestra personas diversas pero siguen siendo armoniosas y hegemónicas, sigue habiendo un estereotipo. Pero la realidad no es así, las personas no somos armoniosas y eso no se muestra. La industria de la moda tiene una forma de violentarnos silenciosamente al hacernos creer que están cambiando las cosas, pero en realidad son cambios superficiales. Sofi nos cuenta su experiencia buscando ropa en grandes tiendas y lo frustrante que es el hecho de no encontrar ropa que realmente calce con su cuerpo. 

Aún nos cuesta sentirnos representadas porque se muestra al 1% de la población y ese tipo de cuerpos genera un eco gigante en redes sociales como un estándar de cómo deberíamos ser. 

“¿Es muy difícil hacer una tabla de tallas?” pregunta Antonia.


Patricia les responde que casi todo el vestuario disponible en Chile se produce en Asia, para abaratar costos y se hace con modelos distintos a los que hay aquí.

¿Cómo abordan psicológicamente el tema de no encontrar ropa? 

Sofía se siente privilegiada, ya que por el trabajo que tiene, puede acceder a industria local y mandar a hacer ropa, pero prefiere tener pocas prendas de buena calidad. Reflexiona sobre el vestirse, a pesar de ser un acto cotidiano, hay que considerarlo como un acto social. Desde lo que consumimos a cómo lo usamos, debemos tener una reflexión crítica hacia ello y poner en la discusión quién hace las prendas. No debemos pensar en que nosotras o nuestros cuerpos están  mal, cuando no es así.

Anto concuerda con Sofía, ella piensa que olvidamos que la ropa debe adaptarse a nosotros, no nosotros a la ropa. Constantemente debe repetirse a sí misma que su talla no la define.

Reflexiona sobre lo desgastante física y emocionalmente que es el ir a comprar y no encontrar lo que realmente necesita. También habla sobre adolescentes que se encuentran con esas barreras y lo gatillante que puede ser para problemas emocionales más graves. 

Tenemos que avanzar en políticas públicas para solucionar estos temas, contamos con el ejemplo de Argentina, donde se está avanzando en una ley de tallaje universal… Pero en Chile aún queda camino por recorrer.

Sofía cuenta su experiencia trabajando en el congreso. Esta propuesta, al requerir financiamiento tiene que salir desde el poder ejecutivo. Para avanzar significativamente se requiere un estudio antropométrico, que mida los cuerpos de las personas. Desde su punto de vista, es algo que podrían hacer las universidades con apoyo de fondos públicos y privados.

Es un proceso lento y no se sabe muy bien quién podría llevarlo a cabo, primero hay que convencer a la industria y privados, hacerles ver que existe amplitud de tallas y oportunidad de negocios. Además, ella sugiere empoderar a las personas a comprometerse y buscar diferentes caminos. Siempre con cautela, ya que hay que tener cuidado en generar expectativas.


Ambas son autoras, de tremendos libros y experiencias, ¿cómo ha sido dejar registro de ello, y que las motivó a hacerlo?


Anto: Autora de "Cuerpo sin vergüenza" indica, me motivaron las redes sociales, a veces no tienen tanto espacio para profundizar sobre ciertos temas, en el libro se va hilando el proceso por el que pasa una persona en la construcción de la identidad, cómo se imponen los estereotipos de género y las concepciones de belleza. A ella le hacía falta algo así, le pedían recomendaciones y quería tocar estas temáticas y acercarlas a las personas de una forma sencilla y sin necesidad de tener conocimientos previos.


Sofía: “en cada libro hay una inspiración distinta.” 

En su primer libro “Relatos de moda” intenta aglutinar ideas que estaba reflexionando en su sitio web desde hace tiempo, y tal como Anto, sentía que se perdían entre tanta información de internet. Sintió la necesidad de transformar esa voz en algo concreto.

El nuevo vestir”: Inspirado en su proceso con la sostenibilidad y la conciencia sobre el medio ambiente y las personas que están detrás de la ropa, nace la reflexión sobre las malas prácticas de la industria y la relación que tiene el vestir con los derechos humanos. Para cambiar el mundo, Sofía invita a la gente a hacerse preguntas, ya que constantemente vivimos siguiendo tendencias sin cuestionar ni reflexionar lo suficiente. 

La revolución de los cuerpos”: Sintió la necesidad de darle un fundamento teórico a sus procesos en el feminismo, lo que la impulsó a articular e investigar. En este camino se cruzó la sostenibilidad desde el enfoque de género y la industria de la moda. Fue una manera de exorcizar su propia historia y una manera de dejarle algo a su hija adolescente. En estos procesos es fundamental hacernos preguntas y construir nuestro propio discurso, siempre en comunidad y asociatividad para llegar más lejos.

                                        

¿Qué podrían recomendar a nuestra comunidad para cuidar de ellas con respecto al cuerpo y la moda? 


Sofía: “me ha salvado ver estos temas e inseguridades en comunidades de mujeres, cuando nos arrimamos a buenos árboles, con mujeres que no juzgan, es un alivio y consuelo. Escuchar y seguir a otras personas que tocan temas similares. También, si tenemos algo que decir empezar a decirlo. Si estamos en la misma sintonía más cambios logramos.”

Anto recomienda dejar de seguir cuentas en redes sociales que nos hagan sentir mal. Seguir personas con cuerpos similares para inspirarse y darse cuenta de que en verdad no estamos solas. También seguir a personas que sean completamente diferentes, de otros mundos, religiones, colores, tallas.



Esperamos que hayan disfrutado este capítulo, recuerden que siempre pueden volver a ver el live completo en IGTV. Agradecemos su compañía en este ciclo de lives •El poder de tu ropa•

Deja un comentario